Crónica del primer taller mixto de Masculinidades Kamikazes ocurrido en el OpenCon Madrid 2015

Por Francesc Queer Perrilla

La propuesta del taller era bastante ambiciosa: analizar cómo los privilegios de las personas socializadas como hombres influyen en nuestro día a día y cómo podemos abandonarlos de forma consciente y programada. Así, cada uno de los asistentes narró su experiencia en diferentes ámbitos de la socialización y las asistentes hablaron del efecto que las personas socializadas como hombres provocan en ellas en diferentes momentos.

Taller de masculinidades kamikazes

La propuesta del taller era bastante ambiciosa: analizar cómo los privilegios de las personas socializadas como hombres influyen en nuestro día a día y cómo podemos abandonarlos de forma consciente y programada. Así, cada uno de los asistentes narró su experiencia en diferentes ámbitos de la socialización y las asistentes hablaron del efecto que las personas socializadas como hombres provocan en ellas en diferentes momentos.

A varios de los asistentes les llamaba la atención la “puesta en escena masculina”, todo lo que tiene que ver con la ocupación de espacios, el uso del tono de voz y la posición corporal... Se habló de cómo ese tono de voz influye en el poder grupal (hombres con tono bajo que no se presentan a cargos superiores ya que no se ven con autoridad, mujeres que tienen que subir el tono de voz o cambiarlo para conseguir atención o incluso recurrir a un hombre para conseguir ese propósito) de cómo ocupar los espacios restringe la participación de las compañeras (turnos de palabra, acaparación de la conversación, etc.) y, lo que es más importante, del efecto que causamos en los espacios públicos (con un agradecido feedback de las compañeras presentes).

Hubiera sido bonito continuar el taller con otros temas importantes, como los efectos que causamos las personas socializadas como hombres en los grupos poliamorosos, los problemas que damos en las conversaciones y debates por internet, los estilos al ligar, la participación en política, nuestro papel en los privilegios ejercidos por otras personas, etc.

Pero en resumen, si se quiere hacer un cambio político real en la adquisición del empoderamiento femenino, se ha de apostar por el desempoderamiento masculino.

Comentarios

Comments powered by Disqus